sábado, 29 de noviembre de 2008

La Psiconeuroinmunología.


Los sufrimientos provocados por las percepciones de pérdidas o amenazas, producen estrés o agresividad y manifiestan emociones negativas, que dañan a la fisiología humana.
LOS ARTÍFICES DE ESTE PARADIGMA.

El psicólogo Robert Ader Director del Departamento de Psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Rochester se dedicó a investigar como influyen ciertos procesos psicológicos emocionales, en la salud.
  • Es así como apareció un nuevo campo de investigación, la Psiconeuroinmunología, que estudia los vínculos que existen entre el sistema inmunológico y el sistema nervioso central.
  • Según Ader. "El sistema nervioso central y el sistema inmunológico se comunican entre sí. Los mensajeros químicos, que actúan en el cerebro y en el sistema inmunológico, se producen en las zonas nerviosas que regulan las emociones".

Otro de los grandes iniciadores de las investigaciones en Psiconeuroinmunología, es el Neurobiólogo David Felten. Director del Centro Médico Universitario Rochester (USA).

  • Él detectó, como el sistema nervioso autónomo se comunica directamente con los linfocitos y los macrófagos, células del sistema inmunológico que destruyen a los virus y bacterias.

Daniel Goleman es un psicologo estadounidense. Adquirió fama mundial a partir de la publicación de su libro Emotional Intelligence en 1995. Sus trabajos científicos también versan sobre las mutuas influencias que se establecen entre el sistema inmunitario y el sistema nervioso.

  • Él descubrió ciertos vínculos electroquímicos, en los que las terminales nerviosas nociceptivas del sistema nervioso autónomo se enlazan directamente con las células inmunitarias. "Este contacto físico permite que las células nerviosas liberen neurotransmisores, para regular a diversos elementos del sistema inmunitario" Goleman, 1996.

LA INFLUENCIA DEL ESTRÉS EN LOS PROCESOS INMUNITARIOS.

Una circunstancia notable que relaciona las emociones con el sistema inmunológico es la influencia de las hormonas que se liberan con el estrés.

  • Las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) y el cortisol, entre otras, estorban al funcionamiento de las células inmunológicas.
  • "El estrés anula la resistencia inmunológica, ya que se disgrega y despilfarra la energía del organismo, a favor de una emergencia más inmediata provocada por una mayor presión para la supervivencia" Goleman, 1996.
  • "El estrés no causa la enfermedad en sí, sino que impide la recuperación, porque baja las defensas del cuerpo y aumenta la sensibilidad de la persona a los problemas físicos que han existido anteriormente". Motivación y emoción Universidad de Iowa. John marshall Reeve, 1994.
  • En cuanto al padecimiento de enfermedades infecciosas como el virus del herpes o de la gripe, el estrés influye ya que debilita la acción del sistema inmunológico.
  • La relación entre estrés y cáncer parece estar en los efectos supresores del estrés en el sistema inmunológico. "Si se deprimen las funciones inmunológicas, los organismos tienen menos capacidad para enfrentarse a los agentes cancerígenos." Annals of Internal Medicine. Davidoff, 1989.

Basándose en esto, se ha establecido la hipótesis de que el estrés y las emociones negativas, como la ira, la ansiedad y la depresión, podían ser la causa de ciertas enfermedades. La ira es una emoción negativa que influye en la salud, fundamentalmente generando problemas en el corazón.

  • Estudios realizados en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, han puesto de manifiesto el impacto que la ira tiene en la función cardiaca.
  • "En pacientes que habían sufrido al menos un ataque cardiovascular, cuando se sentían furiosos e incluso cuando recordaban esos episodios, se producía una disminución de la eficacia de bombeo de su corazón, la cual no se observó con otros sentimientos perturbadores tales como la ansiedad". Goleman, 1996.
  • Ciertas investigaciones han demostrado que estresores potenciales como: grandes cambios en la vida, situaciones vitales crónicas y pérdida del apoyo social, están relacionados con enfermedades cardiovasculares. "Ello es debido a que la secreción de hormonas durante el estrés parecen contribuir en este tipo de enfermedades, ya que: incrementan la tendencia de coagulación de la sangre, (si un coágulo se aloja en la arteria coronaria es probable sufrir un ataque cardíaco), elevan los niveles de ácidos grasos libres y triglicéridos que obstruyen las arterias, y aumentan la presión arterial." (Davidoff, 1989).

La ansiedad es una emoción negativa, una perturbación provocada por las presiones de la vida diaria.

  • Es la emoción con mayor peso como prueba científica, en su relación con el inicio de cualquier enfermedad y el curso de su recuperación.
  • La ansiedad influye, principalmente, en el padecimiento de enfermedades infecciosas tales como resfriados, gripes y herpes. Estamos constantemente expuestos a esos virus, pero normalmente nuestro sistema inmunológico los combate, sin embargo, con la ansiedad esas defensas fallan.
  • "Un estudio realizado en parejas casadas, que durante tres meses llevaron listas diarias de peleas y episodios perturbadores, mostró que: tres o cuatro días después de una serie especialmente intensa de preocupaciones, cayeron enfermos de un resfriado o una infección al aparato respiratorio superior. Ese período es precisamente el tiempo de incubación de muchos virus comunes del resfriado, lo que sugiere que estar expuestos mientras tenían mayores preocupaciones y trastornos los hizo especialmente vulnerables." Goleman, 1996.
  • Durante los periodos de tensión las respuestas hormonales suprimen ciertas funciones inmunológicas, haciendo que las personas sean más susceptibles a los patógenos que causan los males infecciosos.
  • Cuando la ansiedad persiste, las actividades inmunológicas se deprimen.
  • También la ansiedad tiene un papel relevante, en situaciones tales como las operaciones quirúrgicas."Si alguien debe someterse a una cirugía y me dice que ese día siente pánico y no quiere pasar por ella, cancelo la intervención. Cualquier cirujano sabe que las personas que están muy asustadas tienen problemas durante la operación. Sufren hemorragias abundantes y más infecciones o complicaciones; además, tardan más tiempo en recuperarse". Dr. Camran Nezhat, de la Universidad de Stanford.
  • "El pánico y la ansiedad elevan la presión sanguínea, las venas dilatadas por la sobretensión sangran más abundantemente cuando el cirujano hace la incisión con el bisturí. La hemorragia excesiva es una de las complicaciones quirúrgicas más molestas y puede provocar la muerte." Goleman, 1996.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Las emociones dolientes.

El dolor emocional se expresa bajo tres formas básicas, Ansiedad, Estrés y Agresividad activo-pasiva.

LA ANSIEDAD es una emoción que tiene por objeto un incremento de la actividad fisiológica, para establecer alertas ante posibles amenazas externas y movilizar al cuerpo, para sortear los peligros previstos.

  • El cerebro se defiende de los pensamientos continuos preocupantes, que se llaman obsesiones y son generados por la ansiedad.
  • La mente humana establece rituales, para tratar a las ideas obsesivas, estas ceremonias se llaman ritos compulsivos.
SE ENTIENDE POR ESTRÉS a la peculiar alteración física o psíquica de un individuo, por exigir a su cuerpo un rendimiento superior al normal. El Estrés Postraumático, es una condición debilitante que sigue a un suceso de terror.
  • El acontecimiento que desata este trastorno, proviene de algo que amenace la vida de esa persona o la vida de alguien cercano a ella.
  • Frecuentemente, las personas que sufren de Estrés Postraumático tienen constantemente recuerdos y pensamientos espantosos de su experiencia dañina y se sienten emocionalmente paralizadas.
  • El Estrés Postraumático, conocido antes como sobresalto por proyectil o fatiga de batalla, fue atendido por la sociedad, debido a los sufrimientos que presentaban los veteranos de guerra.
  • También es consecuencia de otros incidentes traumáticos, tales como el rapto, los graves accidentes, choques de automóviles o de trenes, desastres naturales, ataques violentos, asaltos, violaciones o tortura, o ser maltratado psíquicamente.
  • Algunas personas con Estrés Postraumático, repetidamente vuelven a vivir el trauma en forma de pesadillas y recuerdos inquietantes durante el día.
  • Experimentan problemas de sueño, depresión, sensación de indiferencia, de entumecimiento mental o se sobresaltan fácilmente.
  • Pierden el interés por cosas que antes les causaban alegría y les cuesta trabajo sentir afecto.
  • Se sienten irritables, más agresivas que antes o hasta violentas.
  • El ver cosas que les recuerdan el incidente les es molesto, lo cual hace que eviten ciertos lugares o situaciones, que les traigan a la mente esas memorias.


LA DEPRESIÓN. Es un síndrome caracterizado por una tristeza profunda, abatimiento y disminución de las funciones psíquicas.

  • Muchas de las situaciones depresivas provienen de efectos externos, tales como la muerte de un familiar próximo o de un amigo, una enfermedad crónica, problemas interpersonales, dificultades financieras, divorcio.
  • Las circunstancias tensionantes sostenidas a lo largo del tiempo desencadenan una depresión clínica.


EL ESTRÉS, LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN PERJUDICAN LOS SISTEMAS DEL ORGANISMO.

  • Todas las aferencias de dolor provenientes de los estados emocionales negativos, inducen mezclan a las señales nerviosas con las informaciones orgánicas, tanto en el encéfalo medio como en el cerebro cortical,
  • En ese momento las emociones displacenteras interfieren en la buena organización nerviosa de las funciones somáticas comandadas por el cerebro.
  • En el sistema nervioso las afecciones emocionales desmesuradas incitan dolores de cabeza, mareos, vértigos, desmayos, hormigueos, y parálisis musculares.
  • En los sentidos el estrés, la ansiedad y la depresión provocan ceguera, visión doble, y afonía.
  • En el sistema circulatorio el estrés, la ansiedad y la depresión producen palpitaciones y taquicardias.
  • En el sistema respiratorio el estrés, la ansiedad y la depresión causan sensación de ahogo, dolor u opresión en el pecho.
  • En el sistema digestivo el estrés, la ansiedad y la depresión pueden producir sequedad de boca, sensación de atragantamiento, náuseas, vómitos, estreñimiento, diarrea.
  • En el sistema osteomuscular el estrés, la ansiedad y la depresión inducen tensión muscular, dolor muscular, cansancio.

Muchas enfermedades médicas están estrechamente relacionadas con el estrés. Entre ellas ocurren: la hipertensión, ciertas afecciones coronarias, el asma, la gripe, el cáncer, el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, las úlceras de estómago, el síndrome del intestino irritable, Cefaleas, el dolor crónico, contracturas musculares, impotencia, cálculos renales etc.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

El cerebro algológico emocional.


LA NOCICEPCIÓN EMOCIONAL.

El cerebro algológico emocional recibe señales de todas las vísceras del cuerpo humano y del exterior, mediante las terminales neuronales “Emocioceptivas” establecidas por todo el cuerpo.
  • En el tacto interno.
  • En los sistemas sensoriales externos.
  • Y en los órganos mentales del cortex encefálico, que procesan las gestalts perceptoras de los acontecimientos externos.

Las terminales neuronales “Emocionales” pueden ser “Morticeptivas” o “Vitaloceptivas”.

  • Las terminales neuronales “Emocionales Morticeptivas” informan de la introducción de actividades mortíferas en el cuerpo, que bien proceden del interior o del exterior.
  • Las terminales neuronales “Emocionales Vitaloceptivas” informan, mediante repeticiones rítmicas, que todo va bien en su cercanía visceral interior o señalan con una frecuencia cíclica, que todo va bien en lo que percibe un sentido corporal del exterior.

LA NOCIPORTACIÓN EMOCIONAL.


El cerebro algológico emocional obtiene los mensajes de las terminales neurales Emocionales, a través de los canales nerviosos que llegan a las zonas ventrales o mediales del Tálamo.

LA NOCIGESTIÓN EMOCIONAL.

Las noticias nerviosas emocionales del cuerpo humano son procesadas en el Tálamo algológico emocional encefálico, que es la primera estación encefálica de procesado del dolor emocional.

  • El cual las clasifica según la calidad y cantidad de sentimientos, que provocan los informes Emocioceptivos,
  • Estos sentimientos son de revitalización eufórica o introducción de muerte angustiosa.
  • El Tálamo algológico emocional encefálico organiza las motivaciones inducidas por estos sentimientos Emocioceptivos,
  • Ante las motivaciones Emocioceptivas, el Tálamo algológico emocional encefálico desencadena procesos, que culminan en respuestas impulsivas.
  • Una de estas respuestas básicas es, la propulsión a la apropiación del objeto vivificante.
  • La otra contestación impulsiva es, la incitación a destruir el objeto mortificante.


Los datos talámicos emocionales intracorpóreos llegan al Cortex algológico emocional encefálico.

  • El cual tiene un mapa completo de la zona corporal de donde proceden todos los condicionamientos emocionales reflejos, que siente y expresa el cuerpo humano.
  • A cada estímulo emocional intracorpóreo introducido en el Cortex algológico emocional, se le asigna su cantidad emotiva y sus peculiaridades cualitativas de sentimientos, junto con sus motivaciones para dar respuestas impulsivas específicas.
  • Así pues genera con posterioridad el Cortex visceral encefálico un informe mental gestáltico, en forma de sentimiento consciente.

Los datos talámicos emocionales extracorpóreos llegan al Cortex algológico emocional encefálico.

  • El cual tiene un mapa completo de los condicionamientos emocionales reflejos innatos o aprendidos, frente a los acontecimientos percibidos del exterior.
  • A cada estímulo emocional suscitado extracorporalmente en el Cortex algológico emocional, se le asigna su cantidad emotiva y sus peculiaridades cualitativas de sentimientos, junto con sus motivaciones para dar respuestas impulsivas específicas.
  • Generando así, con posterioridad el Cortex emocional encefálico, un informe mental gestáltico en forma de sentimiento consciente.


El informe emocional gestáltico consciente presenta,

  • Un sentimiento emocional.
  • Una actividad motora que manifiesta el sentimiento emocional.
  • Y una actitud motivante emocional.
  • Cuando el informe emocional gestáltico consciente presenta un sentimiento emocional, lo hace en forma de alegría o tristeza.
  • Cuando el informe emocional gestáltico consciente presenta una actividad motora, que manifiesta el sentimiento emocional, lo hace en forma de expresión corporal por medio de vertido de lágrimas, o movimientos representativos del cuerpo.
  • También la actividad motora que muestra el sentimiento emocional gestáltico, se manifiesta a través de la comunicación laringeo-vocal, por medio de gritos, canciones y palabras.

El informe emocional gestáltico consciente presenta una actitud motivante emocional.

  • Por un lado de acercamiento y protección cariñosa del objeto vivificante.
  • Y por otro lado de alejamiento y detestación destructiva del objeto introductor de muerte.

El cerebro algológico emocional ha elaborado su mapa de configuraciones gestálticas emocionales “Morticeptivas” o “Vitaloceptivas”. Iniciando sus condicionamientos reflejos desde los sentidos corporales.

  • El cerebro algológico emocional aprecia que las cosas externas, son objetos internos extendidos desde el propio cuerpo, en una fusión no confundida ni confusa.
  • El cerebro algológico emocional se enlaza con lo exterior, debido a las continuas gestalts que producen los Emocioceptores de la vista, el oído y otros sentidos, sobre los objetos externos.
  • La elaboración de estas gestalts por el cerebro algológico emocional, le hace considerar a éste, que los objetos externos percibidos emocionalmente son un agregado más fisiológico, como cualquier órgano o miembro corporal.

El cerebro algológico emocional ha elaborado su mapa de configuraciones gestálticas emocionales de los objetos externos, considerándolos como internos, desde su vida intrauterina.

  • Allí aprendió a configurar el objeto vitalizante por excelencia que es su madre.
  • Por razón de la comunicación umbilical de dos sistemas endocrinos y mediante la comunicación sensorial de dos cuerpos viscerales. El cerebro algológico emocional en su vida intrauterina llegó a considerar, que la su madre era un objeto interno suyo extendido desde el cordón umbilical.

Cuando el cerebro algológico emocional desde una parte del cuerpo no recibe señales de las terminales neuronales “Vitaloceptivas”, que informan mediante repeticiones rítmicas, que todo va bien en su cercanía.

  • Entonces se desencadena en el Cortex algológico emocional un proceso de sensación mortífera de esa parte del cuerpo, que ha dejado de emitir mensajes vitaloceptivos,
  • Ello produce en ese lugar corporal, una descarga de información Morticeptiva, de sensación de muerte.
  • Esto le sucede al cerebro de un recién nacido después del parto, al perder la comunicación emocional vitalizante proveniente del cuerpo de su madre.

Cuando a la zona de una víscera del mapa del Cortex algológico emocional no llegan gestalts vitaloceptivas ni morticeptivas.

  • Esa zona emite configuraciones mentales de sensación mortífera.
  • Pero si el cortocircuito informativo es permanente a lo largo del tiempo, entonces por la índole de la supervivencia de las redes neuronales en la adquisición y emisión de informes. Esa red neuronal emigrará a otra actividad.
  • Siempre que un entramado neuronal del Cortex algológico emocional que se ocupaba de una parte corporal concreta, percibe que ha dejado de recibir señales algológicas. Esta red neuronal emigra en el tratamiento de información, para ocuparse de otro quehacer cortical del cerebro.
  • La emigración de esta red neuronal se dirigirá hacia un quehacer cortical algológico, lo mas analógicamente cercano al anterior cometido informativo.
  • Esta red neuronal se proyectará y se desplazará en su actividad algológica a otra zona corporal con caracteres muy semejantes a la anterior.

Cuando el cerebro de un recién nacido después del parto pierde la comunicación emocional vitalizante proveniente del cuerpo de su madre.

  • Entonces esa red neuronal aplicada a la madre, se proyectará y se desplazará en su actividad algológica a otro objeto vitalizante del exterior con caracteres muy semejantes a la madre intrauterina.
  • De este modo el Cortex algológico emocional, irá aplicando emociones viscerales a objetos afectivos que residen fuera de su cuerpo.

martes, 25 de noviembre de 2008

El Cerebro Algológico visceral.

El cerebro algológico visceral recibe señales de todas las vísceras del cuerpo humano.


  • Mediante las terminales neuronales “Nociceptivas” de dolor.

  • Y a través de las terminales nerviosas “Euceptivas”, que informan por medio de repeticiones rítmicas, que todo va bien en su cercanía.


El cerebro algológico visceral obtiene los mensajes de las terminales neurales a través de los canales nerviosos, que llegan a las zonas laterales del Tálamo.



  • Las noticias de dolor nerviosas viscerales del cuerpo humano son procesadas en el Tálamo algológico visceral encefálico.

  • El cual clasifica y organiza las percepciones de la localización del dolor o bienestar,

  • El cual percibe el sentido corporal que lo discrimina, junto con la forma y la magnitud del estímulo dañino o positivo.

Los datos talámicos algológicos viscerales llegan al Cortex algológico visceral encefálico, el cual tiene un mapa completo de la geografía visceral fisiológica del cuerpo humano.



  • A cada zona del mapa de las vísceras en el Cortex algológico visceral se le asigna el dolor o el agrado, su cantidad y sus peculiaridades cualitativas.

  • Con posterioridad el Cortex algológico visceral encefálico elabora un informe mental, en forma de sensación consciente o pensamiento, tanto del dolor que se padece, como del disfrute de un placer visceral.

  • Simultáneamente el Cortex algológico visceral encefálico emite una respuesta motora no consciente, en forma de vertidos endocrinos o convulsiones.

Cuando el cerebro algológico visceral no recibe señales de las terminales neuronales “Euceptivas” de una parte del cuerpo. Las cuales terminales informan, mediante repeticiones rítmicas que todo va bien en su cercanía. Entonces se desencadena en el Cortex algológico visceral, un proceso de dolor de esa parte del cuerpo que ha dejado de emitir mensajes euceptivos, semejante a una descarga de información Nociceptiva de dolor.



  • Este hecho sucede en los casos patológicos del dolor del miembro fantasma amputado.

  • Cuando a la zona de una víscera del mapa del Cortex algológico visceral no llegan señales nociceptivas ni euceptivas, primeramente esa zona emite configuraciones mentales dolorosas.

  • Pero si el cortocircuito informativo es permanente, entonces por la índole de la supervivencia de las redes neuronales en la adquisición y emisión de informes, esta red emigrara a otro quehacer cortical.

  • Siempre que un entramado neuronal del Cortex algológico visceral, que se ocupaba de una parte corporal concreta percibe que ha dejado de emitir señales algológicas, esta red neuronal emigra en el tratamiento de información a ocuparse de otro quehacer cortical del cerebro.

  • La emigración de esta red neuronal, se dirigirá hacia un quehacer cortical algológico, lo mas análogamente cercano al anterior cometido informativo.

  • Esta red neuronal se proyectará y se desplazará en su actividad algológica, a otra zona corporal con caracteres muy semejantes a la anterior.

lunes, 24 de noviembre de 2008

El Cerebro Algológico.


¡Baruj atá adonai elohenu melj ha olam
asher iaza et hadam bejojmá
ubará bo nekavim nekavim, jalulim jalulim.
Galui beyadua lifnei kisse kevodeja sheim isatem ejad mehem
O im ifateaj ejad mehem y efshar lehitkaiem afilu shaah ajat
Baruj ata adonai rofe kol basher umafly laasot.

Bendito seas Señor nuestro Divino Rey del universo,
que has hecho al humano con sabiduría,
y creaste en su cuerpo cavidades y orificios múltiples.
Así se me revela delante de tu trono glorioso
Que si en un instante se me cierra o abre alguno de mis órganos
Entonces no sobreviviría.
Bendito seas mi Señor curador de toda carne viviente que eres artífice de todos los milagros permanentes.

Talmud Torah Berajot.


ELECTRODOS PARA EL DOLOR INTRATABLE.
La neuroestimulación ayuda a aliviar el sufrimiento resistente a todas las terapias.
No son muchas, pero algunas personas no pueden llevar una vida normal por culpa del dolor. Ni siquiera los analgésicos más potentes, como la morfina y otros opiáceos, consiguen mitigarlo. Su vida se desploma. Este dolor de muy alta intensidad afecta a un número impreciso de españoles. Faltan datos precisos, pero la cifra de afectados oscila entre un 1% y un 8% en la población mundial. Algunos autores señalan que su prevalencia en las clínicas del dolor es del 27%. Muchos de los que lo padecen presentan más de un cuadro doloroso que conduce a ciertas dificultades para clasificarlo. Es un dolor complejo y, a pesar de los recientes avances en su fisiopatología y tratamiento, continúa siendo una causa de sufrimiento y de incapacidad importante.
Casi un tercio de los pacientes con dolor de espalda en tratamiento analgésico pueden sufrir este tipo de dolor. Muchos de ellos ya han sido sometidos a una cirugía de columna para corregir el dolor y, aun así, éste permanece e incluso puede agravarse. En EE UU, de los 200.000 pacientes intervenidos cada año, casi el 30% sigue con molestias que, en algunos casos, "no pueden ser controladas con los tratamientos habituales, como fisioterapia o fármacos", asegura Joan Molet, del hospital Santa Creu i San Pau (Barcelona).
El problema es que estos pacientes no suelen responder a las terapias convencionales ni al manejo terapéutico aplicado en las unidades del dolor. Por eso son tributarios de técnicas que se han denominado de neuromodulación o cuarto escalón terapéutico de la OMS.
Hace años, muchos de estos pacientes se veían condenados a una existencia dolorosa e incapacitante. Como Montserrat Blanco, que con sólo 54 años ya ha sido sometida a ocho intervenciones de columna para el tratamiento de su dolor y ha permanecido 11 años sin poder hacer una vida normal. El caso de Montserrat se denomina síndrome de cirugía fallida del raquis o de espalda y, aunque no es muy frecuente, sus consecuencias son incapacitantes en la mayoría de los casos. Su tratamiento habitual se basa en la fisioterapia y en el soporte farmacológico, clave del tratamiento del dolor neuropático. "El manejo del dolor en estos pacientes es complejo, aunque afortunadamente disponemos de un gran arsenal terapéutico", afirma José Ramón González-Escalada, del hospital Ramón y Cajal de Madrid.
La estimulación medular, basada en el uso de un estimulador implantable que modula el dolor, es una alternativa para algunos de estos enfermos. Utilizada desde hace más de 30 años, sus resultados, dependiendo de los estudios, varían entre un 30% y un 80% en el control del dolor. Ahora, un estudio publicado en la revista Pain indica que su efectividad en personas con síndrome de cirugía fallida del raquis alcanza el 50%.
La técnica, explica Molet, consiste en la implantación de uno o dos electrodos en el espacio epidural. Durante una primera fase se realiza una prueba intraoperatoria y se reproduce la misma estimulación que el paciente tendrá en el futuro mediante un estimulador de prueba externo. Al activar dicho instigador eléctrico, el paciente experimenta una sensación de cosquilleo u hormigueo similar a la de un pie dormido, llamada parestesia, y la zona donde el paciente refiera la parestesia debe coincidir con el área dolorosa habitual para que la estimulación sea efectiva a largo plazo.
El electrodo se conecta al estimulador de prueba externo y se valora su efectividad durante una o dos semanas, en las que el paciente es dado de alta y se le recomienda una vida normal. Si el alivio del dolor es mayor o igual al 50% y el enfermo está satisfecho, se coloca un estimulador definitivo totalmente implantable, similar a un marcapasos, que se colocará en un bolsillo subcutáneo. Una de las ventajas, apunta Molet, es que el paciente controla la terapia, al encender y apagar la estimulación y modular la intensidad de la misma en función de su dolor.
Tras analizar a 100 pacientes con síndrome de cirugía fallida del raquis y dolor incapacitante, el ensayo constató que la estimulación medular lograba un control del dolor de casi el 50% a los seis meses en los pacientes a los que se les sometió a la neuroestimulación, mientras que utilizando sólo analgésicos el control era del 32%. Los resultados, cuando se publicó el estudio, eran de seis meses, pero ahora ya los hay con 12 meses de evolución, y "se mantiene el control al 50%".
RAFAEL PÉREZ YBARRA - Madrid - 20/11/2007 EL PAÍS.

EL CEREBRO ALGOLÓGICO. FÍSICO-EMOCIONAL.
  • Métodos como la estimulación eléctrica del cerebro han servido para localizar los diversos centros encargados de modular el placer, el dolor y las emociones.
  • Así, se ha comprobado, que una corriente aplicada en una zona del sistema límbico cerebral, puede desencadenar una reacción de furia, o detener las señales del dolor.
  • Los modernos procedimientos radioelectrónicos de análisis de imágenes intracerebrales permiten, profundizar en la investigación de la relaciones entre las estructuras y las funciones del cerebro.
  • Actualmente se utilizan drogas capaces de reducir la impulsividad emocional, se investiga con la posibilidad de sustituciones hormonales e intervenciones quirúrgicas para controlar la violencia emotiva.
  • Hay quien predice, que está próximo el momento en el que un análisis de sangre o una exploración cerebral, puedan servir para pronosticar el potencial de emociones violentas de un individuo, y de este modo establecer sus tratamientos preventivos.


Existe un cerebro algológico visceral y a su vez otro cerebro algológico emocional. Ambos cerebros se ocupan de capturar datos procesarlos y generar informes mentales conscientes, respecto de los dolores o agrados que suceden en un organismo humano.

viernes, 21 de noviembre de 2008

El dolor emocional en la enfermedad de Crohn.

LAS EMOCIONES, INFLUYEN EN LA ADQUISICIÓN DE LA ENFERMEDAD DE CROHN, CUANDO DEJAN DE SER PROCESOS EQUILIBRANTES.

Si los mecanismos emocionales son censurados bien, por el entorno circundante, o son inhibidos, por la debilidad psíquica provocada por la congoja.

  • En ese momento el individuo, entra en un círculo vicioso del que no puede salir, y tiende a caer en una enfermedad psicosomática, tal cual es el Crohn.
  • En esta situación el enfermo se introduce en un infierno, del que sólo puede salir con la ayuda de atención terapéutica, física y emocional.
  • Todo el origen y expresión del dolor emocional, proviene bien de las situaciones de pérdida de autoestima o por las conmociones que producen los sentimientos de culpabilidad, derivados de las amenazas.

EL QUEBRANTO PSÍQUICO EN EL CROHN.

Cuando sobreviene la enfermedad, los informes de dolor físico, se reciben en la mente, como una percepción emocional desagradable.

  • El dolor del Crohn causa emociones negativas, como agresividad o miedo que se procesan en la corteza prefrontal y en la amígdala del cerebro.
  • Las consecuencias de miedo o ansiedad del dolor físico, son procesadas y comunicadas, como un dolor emocional, por lo que el primer dolor fisiológico del Crohn, sostiene a la vez, una nueva carga de magnitud emocional.

EL CROHN PUEDE SER CAUSADO POR UN DOLOR EMOCIONAL.

Cuando sucede un grave dolor emocional, los mecanismos de memoria onírica, confunden los recuerdos dolorosos físicos del pasado, con situaciones agresivas del presente.

En esta situación los mecanismos, de descarga de los mensajes agresivos en otros entramados neuronales, reproducen dolores en miembros y órganos antiguamente afectados y así descargan el primitivo mensaje agresivo.


En el caso de la enfermedad de Crohn.

  • La descarga de los mensajes agresivos del presente, mediante la reproducción somática, de recuerdos dolorosos físicos del pasado, reproduce dolores y lesiones en todo el tracto digestivo.
  • Toda recepción, de resonancias emocionales agresivas, de los individuos colindantes, genera desarreglos endocrínicos.
  • En la enfermedad de Crohn todo embolsamiento de energía psíquica, debida a emociones de perdida, amenaza o culpa, que no han sido elaboradas, provoca reacciones orgánicas perjudiciales para el enfermo.

La Psiconeuroinmunología, ha descubierto un vínculo físico entre células del sistema nervioso y del sistema inmunológico, haciendo a estos dos sistemas humanos, interdependientes.

  • Las efusiones emocionales positivas en el Crohn, son un beneficio para la salud, ya que ayudan a soportar las dificultades de una enfermedad y facilitan su recuperación.
  • Es un hecho científico aceptado que disturbios psicológicos leves o intensos pueden causar y agravar la enfermedad de Crohn, y que otras emociones como las positivas, favorezcan la recuperación de esta dolencia.
  • Desde ahora se deberán tomar en cuenta, como relevantes, los factores psicológicos de las personas enfermas de Crohn, para así dirigir sus emociones con el objetivo de mejorar la salud.
  • Con relación a todo lo anterior descubierto, se puede precisar que la enfermedad de Crohn, es una alteración, más o menos grave, de la fisiología del cuerpo, cuya expresión de dolor manifiesta un proceso de adaptación del individuo a los agentes agresivos, en el que confluyen factores biológicos, psicológicos y sociales.
  • La enfermedad de Crohn afecta tanto al cuerpo como a la mente.

LA CULTURA COMO COADYUVANTE EN EL ALIVIO DEL CROHN EMOCIONAL.
En esta situación de sufrimiento, el cerebro necesita establecer, nuevos mecanismos de descarga, fuera de las inadecuadas reacciones endocrinas.
El cerebro devuelve, las energías autolacerantes, al entorno exterior social, mediante la elaboración de conductas verbales, artísticas, deportivas y otras que descarguen los sentimientos de sufrimiento interior.


EL CORTISOL Y LOS ESTADOS EMOCIONALES EN EL CROHN.

El cortisol, es una hormona que en el ámbito endocrino, controla e inhibe los procesos inflamatorios de la enfermedad de Crohn y sus consecuencias dolorosas.

  • La excesiva duración en el Crohn de los periodos de dolor, miedo y alerta, fuerzan al organismo a un vertido excesivo de cortisol, causando desarreglos que inutilizan, los procesos generadores de cortisona en las glándulas suprarrenales.
  • Sucede así que el volcado de cortisona, desciende a niveles que hacen sufrir, gravemente a la endocrinología del enfermo de Crohn.
  • En el Crohn, la elaboración de Cortisol se ejecuta en un eje hipotálamo-hipófisis-glándula suprarrenal.
  • La producción de Cortisol también se lleva a cabo, en los sistemas simpáticos y adrenomedulares.
  • Ambos procesos de gestación del Cortisol afectan a la activación de emociones del sistema hipotalámico-hipófisis.
  • En el Crohn cuando el cortisol detiene el miedo proporcionado por el dolor, entonces, el organismo aumenta el ritmo de generación de este, en ese momento se establece un estado de euforia.
  • En el Crohn cuando el cortisol, se produce en exceso, debido a la duración desmedida del estado de dolor y alerta, sobreviene una inestabilidad emocional grave, primeramente aparece una depresión, y si esta no es resuelta, se manifiesta un estado híper cinético o maníaco, llegando incluso a la verdadera psicosis.
  • En la duración excesiva de un brote de Crohn, los sistemas endocrinos elaboradores de hormonas fallan. Entonces aparece una disminución seria del nivel de cortisol, y el enfermo padece, estados de apatía, depresión, irritabilidad, negativismo, anorexia con aumento de la sensibilidad del gusto y olfato.

EL CONTROL DEL DOLOR EN EL CROHN.

La nocicepción dolorosa física en el Crohn provoca en el cerebro, emociones de ansiedad estresantes.

  • Las emociones estresantes producidas por el brote de Crohn, activan en el cerebro, mecanismos endocrinos que vierten sustancias químicas, que anulan las actividades inmunitarias.
  • Al mermarse la actividad inmunitaria en el Crohn, todas las efusiones químicas, derivadas de los procesos inflamatorios y de defensa antipatógenos, que excitan a los nociceptores, cesan.
  • En el Crohn los mecanismos endocrinos del cerebro, que reciben información, del vertido de sustancias químicas anuladoras de las actividades inmunitarias, producen euforia en el cerebro.
  • Siempre que el enfermo de Crohn sufre estrés emocional, el cuerpo queda a merced de cualquier enfermedad o agresión patógena, porque falla el sistema inmunitario.
  • En el Crohn siempre que el estrés emocional, dure periodos muy prolongados, los mecanismos de control del dolor quedan inutilizados provocando las siguientes consecuencias.
  • En el Crohn cuando los mecanismos de control del dolor quedan inutilizados por estrés emocional, cualquier acontecimiento que active a los nociceptores, no es controlado, por lo que cualquier dolor se recrudece.
  • En el Crohn cuando los mecanismos de control del dolor quedan inutilizados por estrés emocional, fallan los mecanismos neuroendocrinos, que informan al cerebro, de que debe activar el vertido de sustancias químicas anuladoras de las actividades glandulares e inmunitarias, productoras de dolor, y esto produce una grave depresión psíquica.

LA ENFERMEDAD DE CROHN REQUIERE DE TRATAMIENTOS NEUROLÓGICOS PARA SU PERFECTA CURACIÓN.

Ya que esta enfermedad agrava los estados emocionales del paciente y puesto que esta dolencia sobreviene o se agrava, por situaciones emocionales alteradas, se requieren tratamientos psíquicos, para restablecer el equilibrio emocional.

  • Los sistemas neuroendocrino, neuroinmune, neurovegetativo, y los ritmos circadianos, todos ellos con sede en el sistema límbico del cerebro, influyen directamente en el dolor y la expresión de emociones.
  • Es por ello que actualmente la práctica totalidad de los psicofármacos, se dirigen a intervenir en el sistema límbico.
  • Se ha comprobado, que al incrementar los niveles del neurotransmisor serotonina, en los enfermos de Crohn, disminuyen sus sensaciones dolorosas y mejora su estado emocional.
  • En el Crohn, además de la serotonina, otros neurotransmisores están implicados, en la activación de las emociones.
    Los principales, son las endorfinas, la acetilcolina, la noradrenalina, la dopamina y el ácido gama-amino-butírico (GABA).
  • Se sabe a ciencia cierta que en brotes prolongados de Crohn, la impulsividad y el descontrol emocional, se relacionan directamente, con un déficit de las endorfinas, puesto que fallan los mecanismos endocrinos, que informan al cerebro, de que debe activar el vertido de sustancias químicas anuladoras del dolor.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Las emociones que enferman.



Siendo la salud humana un complejo proceso de adaptación en el que confluyen factores biológicos, psicológicos y sociales. La relación de todos estos agentes permitió el nacimiento de una nueva ciencia, la Psiconeuroinmunología, la cual estudia como influyen los procesos psicológicos y emocionales en la salud.

La Psiconeuroinmunología, ha descubierto un vínculo físico entre células del sistema nervioso y del sistema inmunológico, haciendo a estos dos sistemas humanos, interdependientes.

  • Los procesos psicológicos influyen en la robustez corporal, a través de las emociones. Influyen en la salud las emociones positivas tanto como las negativas y el estrés .
  • Las pasiones perturbadoras influyen negativamente en la salud, favoreciendo la aparición de ciertas enfermedades, ya que hacen más vulnerable al sistema inmunológico.
  • Las efusiones positivas son un beneficio para la salud, ya que ayudan a soportar las dificultades de una enfermedad y facilitan su recuperación.

Las emociones activan el organismo, proporcionando la energía necesaria para responder, rápidamente, a un estímulo que atente contra el bienestar físico o psicológico, permitiendo así la supervivencia del cuerpo.

  • Es un hecho científico aceptado que disturbios psicológicos leves o intensos pueden causar enfermedades en el cuerpo, y que otras emociones, como las positivas, favorezcan la recuperación de una dolencia.
  • Con esto, queda establecida la relación mente-cuerpo.
  • Esto trae consigo que desde ahora se deberán tomar en cuenta, como relevantes, los factores psicológicos de las personas enfermas, para así dirigir sus emociones con el objetivo de mejorar la salud.


Con relación a todo lo anterior descubierto, se puede definir a la enfermedad, como una alteración, más o menos grave, en la fisiología del cuerpo, cuya expresión de dolor manifiesta un proceso de adaptación del individuo a los agentes agresivos, en el que confluyen factores biológicos, psicológicos y sociales.

  • La enfermedad afecta tanto al cuerpo como a la mente.
  • Ante todo, el enfermo debe aceptarla, debe tomar la dirección y la responsabilidad de su salud.

Toda emoción repercute en la salud, según la asimilación del proceso psíquico por parte del individuo, lo cual agravará los síntomas de desequilibrio o favorecerá la salud. Otra implicación, que actúa entre la activación y la expresión emocional, se refiere a los mecanismos socioculturales de control emotivo que determinan en gran medida los estilos de afrontamiento, es decir, las estrategias que cada persona pone en juego para responder ante las emociones (Fernández-Abascal y Palmero, 1999).

Así pues, cabe conjeturar que todo embolsamiento de energía psíquica, debida a emociones de perdida, amenaza o culpa que no han sido elaboradas, provoca reacciones orgánicas perjudiciales para el enfermo.


También es significativo el hecho que todo dolor físico no resuelto produce un circulo vicioso maltratador, puesto que establece reacciones emotivas negativas que a su vez estimulan reacciones corporales patológicas.

lunes, 17 de noviembre de 2008

El Estrés doloroso, se controla a sí mismo.


EN SITUACIONES DE ALTO ESTRÉS AUMENTAN LAS TASAS DE CORTISOL EN EL ORGANISMO Y SU BAJO NIVEL INDICA AUSENCIA DE MIEDO.
Siempre que una situación de alerta, excede de un umbral de tiempo determinada, los mecanismos de vertido de cortisol fallan, debido a.
  • Que los circuitos neuronales, inductores de la producción de esta hormona, se hacen resistentes, en sus conducciones según la Ley de Lenz, y por consiguiente en sus mandatos.
  • Que los procesos de producción, de sustancias precursores, de la elaboración de cortisol en el organismo, agotan sus materias primas.

El cortisol, es una hormona que en el ámbito endocrino, controla e inhibe los procesos inflamatorios y sus consecuencias dolorosas.

  • Impide, la liberacion de sustancias químicas, que activan las inflamaciones, histamina, bradicina, prostanglandinas y leucotrieno, entre otras.
  • Reduce la producción y la actividad de citocinas proinflamatorias, mensajeros químicos intercelulares.
  • Disminuye la producción de granulomas o embolsamientos de celulas macrofagas, los cuales son anticuerpos inmunitarios.
  • Contrae y drena, los edemas o las acumulaciones de líquido, en el espacio intercelular de las zonas inflamadas.
  • Menoscaba la producción de antígenos, sustancias que desencadenan la formación de anticuerpos e influyen en la generación de inflamaciones.
  • Acorta, la proliferación de linfocitos, que son leucocitos generados en los órganos linfoides, su acción incrementa los procesos inflamatorios.

La excesiva duración de los periodos de dolor, miedo y alerta en el individuo, fuerzan al organismo a un vertido excesivo de cortisol, causando desarreglos que inutilizan, los procesos generadores de cortisona en las glándulas suprarrenales. Sucede así que el vertido de, cortisona, desciende a niveles que hacen sufrir, gravemente a la endocrinología humana.

  • El cortisol, se libera en grandes cantidades en momentos de estres, para elevar, la concentración de glucosa, aminoacidos, y lipidos, en el organismo.
  • El cortisol, aminora las respuestas de las células a la insulina, elevando la concentración de glucosa en la sangre.
  • El cortisol ocasiona, un incremento en la excreción de calcio y una menor absorción del mismo.
  • El cortisol, inhibe a la gonadotrofina, y a la hormona estimuladora del tiroides (TSH).
  • El cortisol, causa una retención de sodio y propicia la excreción de potasio, provocando alteraciones en el ritmo cardiaco.


La generación de Cortisol se ejecuta en un eje hipotálamo-hipófisis-glándula suprarrenal y los sistemas simpático y adrenomedular, lo cual a su vez afecta a la producción de emociones del sistema hipotalámico-hipófisis. Desde el punto de vista emocional se corresponden los siguientes estados de ánimo según las siguientes fases de vertidos cortisónicos.

  • Cuando el cortisol, detiene el miedo proporcionado por el dolor, entoces, el organismo aumenta el ritmo de generación de este, en ese momento se establece un estado de euforia.
  • Cuando el cortisol, se produce en exceso, debido a la duración desmedida del estado de dolor y alerta, sobreviene una inestabilidad emocional grave, primeramente aparece una depresión, y si esta no es resuelta, se manifiesta un estado hipercinético o maníaco, llegando incluso a la verdadera psicosis.
  • En el caso de una disminución del nivel de cortisol, se pueden observar, estados de apatía, depresión, irritabilidad, negativismo, anorexia con aumento de la sensibilidad del gusto y olfato.

Cierto mecanismo de control del dolor funciona del siguiente modo.

  • La nocicepción dolorosa física, provocan en el cerebro, emociones de ansiedad estresantes.
  • Las emociones estresantes, activan en el cerebro, mecanismos endocrinos que vierten sustancias químicas, que anulan las actividades inmunitarias.
  • Al mermarse la actividad inmunitaria, todas las efusiones químicas, derivadas de los procesos inflamatorios y de defensa antipatógenos, que excitan a los nociceptores, cesan.
  • Los mecanismos endocrinos del cerebro, que reciben información, del vertido de sustancias químicas anuladoras de las actividades inmunitarias, producen euforia en el cerebro.

Siempre que el individuo sufre estres emocional, entonces los mecanismos supresores del dolor se activan, deteniendo la actividad inmunitaria.

Siempre que el individuo sufre estres emocional, el cuerpo queda a merced de cualquier enfermedad o agresión patogena, porque falla el sistema inmunitario.

Siempre que el estrés emocional, dure periodos muy prolongados, los mecanismos de control del dolor quedan inutilizados.

  • Entonces, cualquier acontecimiento que active a los nociceptores, no es controlado, y cualquier dolor se recrudece.
  • Entonces, fallan los mecanismos endocrinos, que informan al cerebro del vertido de sustancias químicas anuladoras, de las actividades inmunitarias, y esto produce una grave depresión psíquica.

sábado, 15 de noviembre de 2008

El correlato físico del dolor emocional.

Los sistemas neuroendocrino, neuroinmune, neurovegetativo, y los ritmos circadianos, todos ellos con sede en el sistema límbico del cerebro, influyen directamente en el dolor y la expresión de emociones.

Actualmente la práctica totalidad de los psicofármacos, se dirigen a intervenir en el sistema límbico.

El correlato del dolor es la pérdida de secreciones internas, que producen equilibrio emocional.
  • Todo dolor causa, emociones negativas, como agresividad o miedo
  • Toda recepción, de resonancias emocionales agresivas, de los individuos colindantes, genera desarreglos endocrínicos.


Las bases neurobiológicas de la agresividad, se hallan en la corteza prefrontal y en la amígdala del cerebro.

  • La amigdala cerebral, es la estructura neuronal dominante, en la modulación de la violencia.
  • La amígdala y el hipotálamo trabajan en estrecha armonía, y el comportamiento de ataque o agresión, puede ser acelerado o retardado según sea la interacción, entre estas dos estructuras.
  • Se ha comprobado en laboratorio, que el estímulo eléctrico de la amígdala, aumenta todos los tipos de comportamientos agresivos.
  • La corteza prefrontal actúa como freno ante los impulsos agresivos. Ciertas investigaciones informan que personas violentas, psicópatas y gente condenada por asesinato, tenían una reducida actividad en la corteza prefrontal.
Los niveles de serotonina, en el organismo tienen una influencia directa, sobre los estados de ánimo.
  • Se ha demostrado según recientes investigaciones, que reduciendo los niveles de serotonina en el organismo, aumentan los comportamientos violentos
  • Se ha comprobado, que al incrementar los niveles del neurotransmisor serotonina, disminuyen las agresiones.
  • Se han detectado, niveles bajos de serotonina en el líquido espinal cerebral, de individuos, que se suicidaron de una manera violenta.

Además de la serotonina, otros neurotransmisores están implicados, en el gobierno de las emociones.

  • Los principales, son las endorfinas, la acetilcolina, la noradrenalina, la dopamina y el ácido gama-amino-butírico (GABA).
  • Se sabe a ciencia cierta que, la impulsividad y el descontrol emocional, se relacionan directamente, con un déficit de las endorfinas ya mencionadas.

Las glándulas endocrinas de secreción interna, también son capaces de liberar hormonas, que influyen en la conducta emocional del individuo, como la hormona del crecimiento, la tirotropina, las gonadotropinas, los estrógenos, la progesterona y, en lo que atañe a la agresividad, especialmente la testosterona y la vasopresina.

jueves, 13 de noviembre de 2008

El maltrato de las emociones.

LA NO SUPERACIÓN DEL DOLOR EMOCIONAL.

Un tipo de fenómeno donde el ser humano se ve superado por las energías autolacerantes sucede en el suicidio.

Todas las fuerzas y energías que tienden a la destrucción del cuerpo, las que conducen a la muerte, son sostenidas y detenidas por el individuo en su diario sobrevivir, expulsándolas de si mismo bien por ejercicios de actividad física o bien por desplazamientos psíquicos hacia las cosas o las personas.

Cuando los impulsos de muerte, que se dirigen hacia la propia persona, no pueden ser desviados ni conducidos, hacia otras personas o cosas. Entonces el individuo se suicida.

  • Porque la muerte corre inexorablemente hacia él, en forma de autoagresión.
  • Porque fracasa, la autoestima, frente a los terrores provocados por los dioses o frente al destino implacable.

El ser engañado o mentido, en el trabajo, la pareja y la familia. El desempleo. La venganza. La envidia. La emigración. El exilio. El reproche. La censura. El hambre, la obesidad. El acoso laboral, el acoso sexual. La sed, el alcoholismo. Y otros muchos innombrables más, instalan el pánico en el individuo proveniente del dolor o la discordia social.

  • Entonces el miedo a la muerte se hace nimio.
  • El estrés y la agresividad producida por el cuerpo, no puede vehiculizarse al exterior y se vuelca sobre el propio individuo, maltratándose ,este, con su propia destrucción.

J.K. enfermo de Diabetes Mellitus, en el momento que notó que tenía una gangrena gaseosa en el fondo de su tobillo. Se enfrentó solo solitario con el panorama de su enfermedad, con 48 años ya sufría una pérdida de visión del 40%, los dolores cenestésicos y articulares se le iban a extender por todo el cuerpo, su madre había muerto y su enfermedad le había imposibilitado el matrimonio, ningún médico o paramédico le acompañó. Así pues se suicidó con mucho silencio.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

La autoconsciencia del YO superadora del dolor.


Por la índole de la relación comunicacional con los demás cerebros, es obligado el conocimiento consciente de uno mismo, por parte del ser humano, en su proceso de maduración.

El cerebro se autoconoce mediante dos redes neuronales, una red reside en el cortex encargado de respuestas, y otra red se incluye en las zonas de memoria. Ambos entramados neuronales, establecen entre sí las siguientes relaciones.
  • Por un lado, el enlace entre el armario intraagresivo y los acontecimientos recordados, como incrementadores de embolsamiento de energía autolacerante, al cual entramado neuronal llamó Freud, Superyó.
  • Y de otro lado, el encadenamiento, entre los acontecimientos memorizados como descargadores de la energía autoagresiva instintiva y las respuestas exitosas, de supervivencia, tanto físicas como sociales, al cual tejido de redes neuronales llamó, Freud, Yo.

El Yo recibe los mensajes de los reflejos instintivos, en forma de sensación de autoestima y cualquier renuncia a esos mandatos, es sentida como desvalorización personal, o perdida de los derechos inherentes al individuo.

  • El Yo recibe los mensajes del Superyó como culpa y disminuye su pulsión energética, realizando, tareas socialmente bien consideradas, que derivan al exterior la presión de la culpabilidad.
  • El Yo recibe resuelve los sentimientos de culpa, elaborando comportamientos obsesivos, que aprisionan a las cargas autoagresivas, en un entramado neuronal cíclico de vaivén, impidiendo que circulen por nuevas redes neuronales.
  • El Yo, se siente agredido, ante la excitación energética, que producen los instintos y su consiguiente estancamiento, en los lugares del superyó.
  • Entonces el Yo y de forma consciente, toma decisiones para actuar emocionalmente hacia el exterior social, de tal modo que obligue al superyó a no destruir la autoestima, que elabora el mundo de los instintos.
  • Por lo cual, el Yo decide, la cantidad de energía que emite fuera de sí mismo, en forma de acciones instintivas y balancea el coste de culpabilidad.
  • A su vez, el Yo, determina, la cantidad de energía que desaprisionan los entramados neuronales, en forma de acciones sociales reparadoras y balancea, el coste de perdida de autoestima instintiva.

Por todo lo anteriormente expuesto, se puede concluir que en el ser humano adulto, todo el origen y expresión del dolor emocional, proviene de las situaciones de pérdida de autoestima o por las conmociones que producen los sentimientos de culpabilidad, derivados de las amenazas.

martes, 11 de noviembre de 2008

El origen del alivio emocional.


LA CONFIANZA APORTADA POR EL MUNDO EXTERIOR.

Siguiendo los días y los años del cerebro del niño, se observa claramente que las relaciones simbióticas, del pequeño con la madre se han hecho insuficientes, frente a las frustraciones que van apareciendo, no obstante aparecen, nuevas figuras alrededor que proporcionan percepciones de seguridad y afecto.
Se le presenta al niño el mundo de la gratificación social, las figuras del padre, la familia, el colegio, el barrio y otras múltiples instituciones capaces de proporcionar afecto y amor gratificante.

Así declara el poeta, con un gran golpe de esperanza, podemos sobrevivir a las tristezas de la vida, si somos redimidos por un verdadero amor.

Tengo estos huesos hechos a las penas
y a las cavilaciones,estas sienes,
pena que vas,
cavilación que vienes como el mar de la playa a las arenas.
Como el mar de la playa a las arenas,
voy en este naufragio de vaivenes,
por una noche oscura de sartenes redondas, pobres, tristes y morenas. Nadie me salvará de este naufragio,
si no es tu amor, la tabla que procuro,
si no es tu voz, el norte que pretendo.
Eludiendo por eso el mal presagio,
de que ni en tí siquiera habré seguro,
voy entre pena y pena sonriendo. Miguel Hernández, en El rayo que no cesa.
El cerebro infantil en su crecimiento, establece.
  • Una nueva relación de condicionamiento reflejo.
  • Entre los actos cariñosos recibidos y un vertido de neurohormonas euforizantes, placenteras.
  • Este condicionamiento contrarresta, la activación de las zonas cerebrales de autoagresión.
  • Además elabora, mecanismos mas refinados de descarga de estrés y agresividad, mediante el lenguaje, la danza, el deporte y otras actividades más.

LA INTIMIDACIÓN IMPRIME SENTIMIENTOS DOLOROSOS.

Los mecanismos sociales de compensación, de las energías intraagresivas presentan, su cara oculta cuando el niño, es agredido por el entorno o pierde el contacto, con las figuras parentales de seguridad.

  • En el momento en que el cerebro infantil se siente agredido por el exterior, elabora, el sentimiento emocional, de Amenaza y padece las mismas sensaciones de Pérdida vital, provenientes del dolor físico.
  • Esto causa una ampliación, de las energías emocionales,en el armario intraagresivo del cerebro.

La cultura como liberadora de las agresiones sociales.

  • En esta situación de sufrimiento, el cerebro necesita establecer, nuevos mecanismos de descarga, fuera de las reacciones endocrinas o fuera de las conductas motrices primarias.
  • El cerebro devuelve, las energías autolacerantes, al entorno exterior social, mediante la elaboración de conductas verbales, artísticas, deportivas y otras que descarguen los sentimientos de sufrimiento interior.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Circulación y almacenamiento del dolor emocional.


El ser humano cuando reside en el vientre de su madre antes de nacer no se percibe a sí mismo.
Su cerebro es una víscera más adosada a todo el organismo materno.
El naciente de modo reflejo, recibe todo lo que necesita y no precisa tomar ninguna decisión, siempre su vida intrauterina, le es placiente.

EL FLORECIMIENTO DE LOS INSTINTOS FRENTE AL DOLOR.

Cuando se desencadena el parto comienza el primer choque disturbante en un nasciente.

La estrechez física del claustro materno, el vertido de hormonas expulsantes y la falta de oxigeno no aportado por la placenta.
  • Producen en el naciente, sensaciones de estrés y agresividad.
  • Movilizan, las primeras potencias emocionales, esto es el movimiento compulsivo de salida, como expresión de agresividad contra la bolsa amniótica, que le aprisiona y el llanto, como respuesta al miedo, que le produce la huida, a un nuevo estadio vital desconocido.
  • Ambas actuaciones emocionales, el movimiento violento compulsivo y el llanto, llenan al cerebro y al cuerpo de neurotransmisores inhibidores del dolor, del estrés y de la agresividad, resolviendo la situación angustiosa.
  • Además se produce una descarga, de la energía ingrata hacia el exterior, en forma de consumo motriz muscular y vocal.

Una vez resuelta la situación del parto de modo reflejo, según la actuación innata de los instintos fisiológicos del ser humano.

  • El recién nacido duerme, al socaire de los neurotransmisores calmantes.
  • Sólo se despierta, para mostrar expresiones de pánico y estrés agresivo.
  • Establece, una nueva relación simbiótica con su madre, la proporcionadora de alimento y hormonas tranquilizantes, cuando le alimenta con su propio cuerpo.

El cerebro del recién nacido, solo, es movido por los mecanismos básicos instintivos.

  • Las decisiones se toman de modo reflejo automático, sin ninguna necesidad de que el encéfalo, juzgue las consecuencias de sus actos o que las memorice.
  • Por eso el pequeño, aún no se conoce a sí mismo.


Este hecho muestra el planteamiento Freudiano según el cual.

  • El fluido excitador o inhibidor, de causas y efectos concatenados que operan en los sistemas de la personalidad, y que se llama energía psíquica.
  • Fluye originalmente, en la evolución de la personalidad humana, a través de los instintos.
  • Los cuales son condiciones innatas, que imparten instrucciones a los procesos psicológicos. Son gestalts innatas de respuestas a estímulos externos.
  • La sede mental de los instintos es el "ello", el lugar psíquico de consumo, recepción y emisión de la energía psíquica.
  • El recién nacido es puro "ello".

EL QUEBRANTO PSÍQUICO. Con el paso de los días y los años el cerebro del niño, almacena sensaciones dolorosas físicas de dolor, en virtud de enfermedades o desarreglos orgánicos; sucediendo.

  • Que los mecanismos inhibidores emocionales, tales como el movimiento y fonación, no controlan de inmediato la ansiedad.
  • Que los propios mecanismos inhibidores de las neurohormonas, no neutralizan en el corto plazo, el miedo.
  • Entonces, una parte del cerebro, que recibe información de dolor, proveniente de los orgánulos nociceptores, procesa estas sensaciones y genera informes de dolor fisiológico.
  • A su vez, esa misma parte del cerebro nocigestor, recibe información de sucesos emocionales desagradables, tales como, ansiedad y miedo.
  • Todo informe de dolor físico, es recibido a su vez en la mente, como una percepción emocional desagradable.
  • Las consecuencias de miedo o ansiedad del dolor físico, son procesadas y comunicadas, como un dolor emocional, por lo que todo dolor fisiológico, sostiene a la vez, una nueva carga de magnitud emocional.

LA NOCIGESTIÓN ONÍRICA. Los impactos y las huellas, de los dolores físicos, son procesados por el cerebro, como hechos pertenecientes a la actividad mental de los sueños, así se funden en un mismo acontecimiento, los tiempos y las vivencias del acontecer doloroso.

  • Sucede, cuando las personas sienten dolores, en miembros o bien en órganos, que no han padecido ningún daño físico.
  • Las neuronas nociceptoras del dolor, emiten de forma refleja innata mensajes de estrés y agresividad.
  • Esa comunicación psíquica de dolor discordante, provoca una experiencia emocional, de pérdida vital o sensación de muerte, debida al estancamiento de la energía psíquica nociceptora.
  • Ese mensaje psíquico de dolor emocional, se almacena en la memoria onírica y se procesa, como un hecho presente, no pasado.
  • La sensación de pérdida vital, proviene del estancamiento de la energía agresiva que genera todo dolor, cuando esta agresividad no puede ser volcada al exterior en forma motriz o fónica o bien su descarga es insuficiente.
  • El proceso de contención de la agresividad, se debe a la actuación de las Gestalts conformistas, que inhiben las respuestas instintivas previendo consecuencias desastrosas.
  • Esta energía agresiva, retorna al interior del sistema nervioso y arremete contra el propio cerebro superior.
  • El cual se defiende, de esta sobrecarga energética, irradiando esa energía a un circuito cerrado, de redes neuronales, para ir descargándola en procesos fisiológicos, distintos de los agresivos.
  • Llamaremos a esta red neuronal descargadora de mensajes agresivos, como el armario intraagresivo, donde acaban todos los embolsamientos de energías agresivas del organismo que no han podido ser descargadas.
  • El desenbolsamiento de las energías instintivas y el paso en su descarga, a ocupar otros entramados neuronales, produce en el mundo de los instintos un placer de descarga, lo cual origina un condicionamiento operante de masoquismo.

En la situación, de un grave dolor emocional, los mecanismos de memoria onírica, le proporcionan al cerebro informes de pérdida de vida y autoagresión.

  • En esta situación los mecanismos de memoria onírica, confunden los recuerdos dolorosos físicos del pasado, con situaciones agresivas del presente.
  • En esta situación los mecanismos, de descarga de los mensajes agresivos en otros entramados neuronales, reproducen dolores en miembros y órganos antiguamente afectados y así descargan el primitivo mensaje agresivo.
  • La descarga de los mensajes agresivos del presente, mediante la reproducción somática, de recuerdos dolorosos físicos del pasado, se lleva a cabo por, condicionamiento operante masoquista.
  • La descarga de los mensajes agresivos inmediatos, en forma de daños presentes que generan dolor en miembros y órganos corporales, se llama somatización.

El cerebro cuando madura en el niño, comienza a reconocer que posee una parte de reflejos instintivos, que no siempre producen éxitos, en el comportamiento y comienza a conocer también, que el mismo cerebro, contiene otra parte constituida por nuevos reflejos experienciales, más eficaces.

  • Cierta carga de esa energía frustrante, se afloja, en nuevas redes cerebrales.
  • Porque se han establecido, nuevas gestalts innovadoras, que habilitan nuevas respuestas más exitosas, que las instintivas, frente al estímulo doloroso.
  • La descarga energética, hacia nuevas respuestas produce placer y se almacena definitivamente en la memoria.

viernes, 7 de noviembre de 2008

El origen del dolor emocional.

Per me si va ne la città dolente,
per me si va ne l’eterno dolore,
per me si va tra la perduta gente…

Lasciate ogni speranza voi ch’entrate.

«Por mi se va a la ciudad doliente,
por mi se ingresa en el dolor eterno,

por mi se va con la extraviada gente
¡Perded toda esperanza los que entráis!»

Estas palabras de oscuro tono,
vi escritas en el dintel de una puerta.

Y dije. Maestro, me es áspero el sentido.
Y él a mí, como persona atenta me atendió.

Forzoso es aquí dejar todo recelo;
toda cobardía es inevitable que aquí muera.
Hemos venido al lugar donde te dije,
habrás de ver la gente dolorida,
las que han perdido el bien del intelecto.
Dante Alighieri Divina Comedia: canto tercero.

SOBRE EL DOLOR EMOCIONAL.
Etimológicamente, emoción significa “impulso que induce la acción“.

Las emociones son procesos psicológicos que actúan frente a una amenaza que pueda alterar el equilibrio, físico o mental del cuerpo humano.

Siempre que se embolsan en el cuerpo humano, energías que no pueden ser elaboradas orgánicamente y siempre que las agresiones, provenientes del exterior no se trasforman, en respuestas armónicas; entonces aparece toda la operatoria de las emociones, que responden al sufrimiento.

Las emociones adaptan al organismo a los cambios interiores o exteriores.

En algunos casos, las emociones, influyen en la adquisición de enfermedades, dejando de ser procesos equilibrantes.

  • Si los mecanismos emocionales son censurados bien, por el entorno circundante, o son inhibidos, por la debilidad psíquica provocada por la congoja.
  • En ese momento el individuo, entra en un círculo vicioso del que no puede salir, y tiende a caer en la enfermedad mental, mientras se introduce en un infierno, del que sólo puede salir con la ayuda de atención terapéutica.

Se hace preciso indicar que el dolor emocional se refiere a todo sentimiento y vivencia de sufrimiento que no tiene localización física en ninguna parte del cuerpo.

El dolor emocional, es una elaboración del cerebro respecto de acontecimientos traumáticos, extraños a la fisiología humana, los cuales provocan estímulos nerviosos que impregnan las redes neuronales del encéfalo cortical.

jueves, 6 de noviembre de 2008

La nocigestión del dolor en el Crohn.


Facilitación del dolor.
Cuando fluyen estímulos consecutivos, en el Crohn, se inundan de dolor nuevos centros cerebrales, haciéndose mas intensa en calidad y cantidad, la señal del sufrimiento.

La inhibición del dolor en el Crohn. Se produce, por fatiga en la transportación nerviosa o por vertido de neurohormonas que cortan las señales de dolor.

  • El área septal. Posee unas neuronas, que son núcleos neutralizadores de las señales de dolor, que se activan cuando el Crohn produce dolor.
  • La actividad del área ventral tegmental neutraliza, la magnitud de las sensaciones de dolor, cuando el Crohn produce daño.
  • Cuando hay un brote de Crohn, en la sustancia negra del Mesencéfalo, y en el hipotálamo, se segregan, gran parte de las hormonas que constituyen el sistema dopaminérgico. La dopamina, inhibe el dolor.
  • La hipófisis o pituitaria. Es una glándula que segrega, la mayoría de las hormonas que constituyen el sistema opioide. La hipófisis, se activa según las órdenes, que emita el cerebro cortical. Cuando el Crohn produce dolor, las neurohormonas, pertenecientes al sistema opioide, inhiben las sensaciones de dolor en el cuerpo.


Concientización.
Cuando el Crohn produce dolor, toda sensación consciente de sufrimiento, es fruto de una extensa actividad cortical, cuyas representaciones pueden ser elaboradas de forma consciente o inconsciente. El córtex modifica las señales de daño.

Globalización. En el Crohn, el dolor impregna todas las redes encefálicas.

  • En el Crohn, el tálamo, interpreta sensaciones de dolor, y las integra en el Sistema Nervioso Autónomo, para que este proceda a elaborar respuestas adecuadas.
  • En el Crohn, desde el hipotálamo. Los mensajes de dolor, ingresan en el Sistema Nervioso Autónomo, dirigiéndose hacia sus correspondientes núcleos Simpáticos y Parasimpáticos.

Configuración emocional.

  • En el Crohn, el dolor cuando penetra en los lóbulos frontales del córtex, modifica la conducta emocional, la personalidad, la memoria, las experiencias afectivas y la conciencia del yo.
  • El dolor, en el Crohn, cuando excita a la amígdala cerebral, produce emociones y conductas de miedo, junto con actuaciones agresivas.
  • La actividad del área ventral tegmental, inducida por el leve dolor en el Crohn, provoca, emociones de afecto y docilidad.
  • En el Tálamo. Los núcleos anteriores situados a su frente, desempeñan funciones que relacionan el dolor del Crohn con las emociones y la memoria.

Condicionamiento. En el Crohn, a través de la corteza y el mesencéfalo, se establecen la mayoría de los reflejos condicionados, con respecto al dolor.

Compensación. En el Crohn, las zonas que se ocupan del dolor, son restablecidas en áreas distintas, cuando se agotan o se fatigan. El dolor siempre prevalece.

Almacenamiento.

  • La memoria del dolor, en el Crohn, se almacena, en la corteza, en las áreas de asociación.
  • En el Crohn, la memoria del dolor, se almacena a corto plazo, en el hipocampo.
  • En el Crohn, la memoria del dolor, onírica, se almacena, en el córtex prefrontal.
  • En el Crohn, se almacena, la memoria del dolor, a largo plazo, en el córtex global.
  • El dolor, en el Crohn, trastorna, el almacenamiento de las vivencias personales, en la memoria.
  • Un fuerte golpe de dolor, en el Crohn, produce la propia amnesia del acontecimiento que lo causó, y una ceguera psíquica, ya que la excesiva magnitud del sufrimiento, ha impedido que el hipocampo registre, este acontecimiento en la memoria, a corto plazo y por consiguiente, en la memoria a largo plazo.

Sinergias del dolor en la nocigestión del Crohn.

  • En el Crohn, la actividad sexual reduce, la magnitud de las sensaciones de dolor.
  • En el Crohn, cierta cantidad de dolor no muy llamativa, despierta conductas sexuales agresivas. Así pues se forma un circuito, por el cual, el dolor motiva, el inicio de actividad sexual agresiva, que hace cesar el dolor, y la propia iracundia, con el desenlace sexual.
  • En el Crohn, el encéfalo ordena, que abunden las sensaciones de hambre, de sed, de salivación, de frío y el peristaltismo digestivo.
  • En el Crohn, el encéfalo ordena, que el sueño, la vigilia y los ritmos biológicos, sean trastornados.
  • En el Crohn, el encéfalo ordena, que se aumenten los mecanismos de sudor con pérdida de electrolitos. También aumenta la concentración de sales en el sistema sanguíneo, facilitando la creación de cálculos en los riñones, al no poderse, filtrar altas tasas de sales contenidas en la sangre.
  • En el Crohn, el encéfalo ordena, que se segregue, la Hormona Antidiurética. Esta actúa inhibiendo los nefrones del riñón, para evitar la perdida de agua por vía renal. Así pues se paraliza la actividad de los riñones. Por lo cual sucede un estancamiento de los líquidos, y una cristalización de cálculos, en los interespacios renales, provocando con posterioridad cólicos nefríticos.
  • En los brotes de Crohn, el encéfalo ordena, vasoconstricciones, no sólo en las venas, sino también en el estomago, en el sistema urinario, y también en el ámbito intestinal.
  • En los brotes de Crohn, el encéfalo ordena, una broncoconstricción, en el recinto traqueobronquil.
  • En los brotes de Crohn, el encéfalo ordena, taquicardias junto con arritmias.
  • En los brotes de Crohn, el encéfalo ordena, nauseas y vómitos.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

La nociportación del dolor en el Crohn.


La enfermedad de Crohn.
Es un mal crónico en el cual el sistema inmunitario del individuo ataca su propio intestino, produciendo inflamaciones, estrecheces estenosantes y perforaciones, en el tracto digestivo.
La enfermedad puede aparecer en cualquier lugar del tracto digestivo, desde la boca hasta el ano.
Esta enfermedad produce daños colaterales, derivados de las heridas producidas en los tejidos digestivos, los cuales son anemia
, debilidad, palidez.
Por otro lado el mismo agente autoinmune que produce inflamaciones en el aparato digestivo causa hinchazones y dolores articulares, en otras partes del cuerpo.

Dentro de los conductos coaxiales que forman los nervios aferentes que se enlazan a la médula. Hay canales nociportadores transportadores de mensajes de dolor entérico y abdominal, propios de la enfermedad de Crohn.
  • Si se lastima cualquier nervio indeterminado, de cualquier parte del cuerpo.
  • Emite desde sí mismo, nuevos mensajes de dolor, desde su lugar agredido.
  • En el caso de la enfermedad de Crohn. La inflamación del tejido conjuntivo, que rodea a la conjunción de fibras nerviosas o axones, que constituyen un nervio nociportador, lastima al canal nervioso.
  • Por lo que este, emite nuevas señales de dolor y acrecienta su intensidad.
  • Ello es debido a que el metabolismo de las células del tejido conjuntivo, reacciona, emitiendo productos químicos que desencadenan actuaciones inmunitarias. Los cuales excitan a las neuronas nociportadoras, amplificando su actividad.

En el caso de la enfermedad de Crohn. El estrangulamiento o constricción de un nervio nociportador sobreactiva, los mensajes de dolor.

  • Los canales nerviosos estrangulados por la enfermedad de Crohn son.
  • Plexo mientérico de Auerbach. Es el plexo externo y controla el peristaltismo intestinal. Es el primer componente del sistema neuroentérico intrínseco, sus neuronas se proyectan y actúan sobre los músculos del tubo digestivo, es decir regulan la motilidad muscular.
  • Plexo submucoso de Meissner. Este plexo es de carácter nervioso vegetativo, es el primer nivel de regulación digestiva, y regula la secreción de las glándulas digestivas.
  • Estos canales nerviosos pueden ser lesionados y ellos mismos causar padecimiento, por la constricción física, de las neuronas conductoras de dolor. Las cuales al tener la especificidad histológica de ser también nociceptivas, al ser estimuladas de modo mecánico, activan y amplifican las señales de dolor.
  • Siempre que en los nervios nociportadores entéricos, hay dos o mas puntos de lesión. Se amplifica la sensación de dolor y el cerebro localizará el lugar de emisión del daño, en la zona mas cercana a la médula.
  • La médula espinal está protegida por la columna vertebral. En el caso de la enfermedad de Crohn. El mismo agente autoinmune que provoca inflamación intestinal, puede producir artrosis y comprimir la espina dorsal, provocando graves dolores.

El dolor referido en la enfermedad de Crohn.

  • Si ciertos nervios nociportadores, a menudo en la enfermedad de Crohn, transportan en su misma vía, los mensajes de daño, en una cantidad desmesurada.
  • Entonces, esos nervios, reciben una corriente nerviosa reactiva, que circula desde la médula o su mismo plexo nervioso emisor, en dirección hacia el lugar del intestino, inicialmente dañado.
  • Cuando el órgano dañado, recibe una nueva la señal de dolor, derivada de la reactancia de su propio dolor inicial, la derrama y la extiende a los nociceptores cercanos, para formar nuevas vías de emisión y descarga de su dolor.
  • Esto es llamado dolor referido. Y en la situación del Crohn, el dolor iniciado en el intestino, se siente en el riñón, en la vejiga, en el hígado, en el pecho, y otros lugares del tronco corporal.